SEGUNDA DE CABALLERÍA MORA O BEQUETES, EN EL SIGLO XIX

Se ha hablado muchas veces del papel de las comparsas de caballería - con caballitos de cartón y cañas - desarrollaban en la Fiesta de Moros y Cristianos de Alcoy. Su rol era muy especial y lo fue hasta el año 1926 en que dejaron de denominarse así, de "cavallet". Para pasar a ser filaes o comparsas como las demás, con derecho a disparar el día del alardo y con opción -y obligación-, de desempeñar cargo: alférez y capitán. El jefe de la filà será primer tro y no "general" como se denominaba en la primera y larga etapa anterior.
En el bando moro hubo diferentes comparsas de caballería, tales como Palestinos, Africanos, Caballería Ligera, pero realmente las principales, las que más historia han escrito en los anales de la fiesta alcoyana han sido la Primera Comparsa de Caballería, luego Realista o Realistas y la Segunda de Caballería o Comparsa de Bequetes, hoy Berberiscos.
La historia y la evolución de estas entidades festeras juntamente con las cristianas como Sequetes, Cazadores, Austriacos, Peaco y otras muchas, resulta un tanto difícil de hilvanar, puesto que las noticias se confunden y se globalizan o generalizan los actos que todas ellas hacían al término de los alardos de mañana y tarde, desfilando por San Nicolás y calle del Mercado hasta llegar a la plaza de San Agustín, arreando mandobles con sus chafarotes de madera al público, y arremetiendo contra los hombres tocados de gorra o sombrero, prendas que caían irremisiblemente al interior de la taza del surtidor.
Tratemos de encontrar algunos datos, por sueltos que parezcan, de esta filà, Segunda de Caballería en el bando moro a lo largo del siglo XIX, una centuria realmente sugestiva dado que la Fiesta se afianza y las grandes efemérides - VI Centenario y XVI Centenario del martirio de San Jorge- crean el caldo de cultivo más idóneo para el esplendor de la misma.
En un documento titulado "Fomento, Sociedades o Reuniones, 1858" en un legajo municipal, hallamos la domiciliación de la filà, calle de San Mateo, 47.
Por la famosa "Guía del Forastero", atribuida a Martí y editada en 1864 conocemos otros detalles, sabemos que las comparsas existentes entonces en el bando moro son trece, y curiosamente no aparece la Segunda de Caballería ni tampoco la Primera, y si las de árabes, Palestinos, Marruecos y Africanos. Ni Realistas, pues, ni Bequetes o Berberiscos, y es ciertamente extraño y hasta pone en tela de juicio la verosimilitud de los apuntes del autor del citado libro.
Se puede traer a colación ahora, y sin que se pueda imputar a uno y otra filà de caballería en concreto esa anécdota que recoge el periódico "El Parte Diario" de 13 de abril de 1869, cuando de forma muy general dice: "Una de las comparsas de Caballería de las Fiestas de San Jorge regresaba el domingo al anochecer, muy alegre de la merienda que en los días festivos próximos a San Jorge (sic) acostumbran a tener los festers. La música de Cocentaina que en el presente año tiene dicha comparsa, amenizó la entrada en la población tocando una bonita marcha". Un documento que es menester citar siempre es el que se centra en la Cuenta del Tesorero Junta del Patrón San Jorge de 18 de mayo de 1873 a 18 de mayo de 1874 cuantas que se presenta a la Directiva y "primeros truenos" de lo recaudado y gastado; y aquí se dice que la Segunda de Caballería mora debe nueve faltos, que se pagan el 30 de abril del 74.
En abril de 1876 Alcoy y de una manera especialísima el Alcoy festero vibra de forma inusitada. Se celebra el VI Centenario del patronazgo o aparición del santo jinete -"Sesto Centenar", se acostumbra a decir- y con tal motivo las iluminaciones, enramadas, y actos especiales se multiplicaron. Se edita, además lo que bien puede entenderse como el primer "llibret de comparses" o Noticia histórica acerca del origen de la fiesta de San Jorge... y en un precioso grabado en madera de boj, lo que se llama xilografía, se nos ofrece por primera vez la silueta de la Caballería de Bequetes, el moro de capa corta y polainas altas que se apoya sobre el caballito de cartón, y al pie una valiosa décima que reza así:
  • Forastes tu no t'anquietes
  • Aunque el tiren el sombrero,
  • Y que vacha al retortero
  • Als peus de les chovenetes.
  • Y aunque et fasen á miquetes
  • No deus traure el chénit fórt,
  • Que t'eixiré el conte tórt;
  • Pues t'envestirá a porfia
  • Tota la Caballería
  • Y entonses... ya esten en l'hórt.
Este año, sí, Peaco y Sequqtes estaban en el ejército cristiano y Caballería de Moros -es decir, Realistas- y Bequetes en el opuesto. Aunque lo he citado en otro lugar no me resisto a hacerlo ahora de nuevo, por que en este texto que aparece en "El Serpis" de 27 de abril de 1879, se explica muy bien como eran los "cavallets" y cuales sus correrías, si bien el cronista se quejaba de que ya no era lo mismo: "ya no se ven en las fiestas aquellas animadas y bulliciosas bandas de disparado ginetes (sic) montados sobre sus propios pies yu con el caballo de cartón sostenido con tirantes y pendiente de los hombros. Aquellas estratégicas correrías...".
El mismo periódico un año después se refería así a las caballerías: "Las embajadas atrajeron, como siempre, gran concurrencia... que la caballería con sus caprichosas evoluciones, sus caballitos de cartón y cañas, y sus chafarotes de madera, se encargó de dispersar... no sabemos que haya ocurrido incidente alguno".
Por tener una visión de la participación festera en esta década de los ochenta podemos señalar que individuos festers en 1883 serían unos 680 y unos 550 músicos repartidos en dieciocho entidades musicales.
Y de pronto surge el nombre de Bequetes en un anuncio que durante el mes de abril de 1887 aparece inserto en "El Serpis", y que dice: "Aviso al público. El acreditado establecimiento de Joaquín Laliga, sito en la plaza de San Agustín, número 6, ha pasado a ser propiedad de José Vilaplana Bequetes. En dicho establecimiento encontrarán sis favorecedores y el público en general un esmeradísimo servicio de café y té, así como en toda clase de licores, con garantía y á precios módicos".
La pregunta salta enseguida Este José Vilaplana alias Bequetes es el que ha dado nombre a la filà? O dicho de otra manera: ¿Los Berberiscos de hoy son los descendientes de este Bequetes propietario de una botillería o cafetería? Y otro anuncio en las mismas páginas del diario, anuncio que vale la pena rescatar: "En la tienda de El Globo, de José Segura Pastos, San Francisco, 11, se prestan arcabuces y se dan por 58 reales 12 libras de pólvora y 400 pistones por arcabuz..."
Y ya con el nombre claro de Bequetes y no de Caballería Segunda de Moros, aparecerán algunas noticias sueltas. En 1893 por ejemplo: "...la comparsa llamada Caballería de Bequetes acompañada por la banda de música Novísima fue de merienda a la casa del Padre Hilario, viéndose con este motivo concurridísimo aquel sitio. Al anochecer la comparsa de Bequetes hizo su entrada en la población por la calle de Santa Elena en ordenada formación y seguidos de la banda que ejecutó marciales pasodobles hasta llegar a la plaza de la Constitución".
Berberiscos, Bequeteros o Bequetes, que tanto monta, van a experimentar acabando el siglo -en 1895- una enorme evolución y alta densidad festera. La noticia que aquí traemos - "El Serpis", 16 de marzo -no deja lugar a dudas, y alivia saber que superadas crisis y momentos harto difíciles la Fiesta abrileña acaba cotas participativas importantes. He aquí el texto: "Así como va acercándose las fechas de las fiestas de San Jorge aumenta el entusiasmo.... Las comparsas, especialmente algunas del bando moro, cuenta con un contingente numerosísimo de festers en lista, habiéndose visto obligadas las de Chano, y la Caballería de Bequetes a confeccionar trajes nuevos. En la primera de estas están confeccionando 18 trajes, y en la segunda, o sea la de Bequetes, 16. En esta última figuran más de 60 individuos...", cifra pues, nada desdeñable y a tener en cuenta.
Hasta se podría dar la participación total de este año viéndolo filà por filà. En el bando moro era ésta: Domingo Miques, 32; Llana, 70; Judios, 35; Verdes, 11; Chanos, 60; Magenta, 35; Cordón, 32; Moros Elegantes, 14; Caballería de Moros de Alhazrach, 21; Bequetes, 60; Caballería Ligera, 11. En los cristianos estos son los datos: Contrabandistas, 29; Capellanes, 12; Tomasinas Antigüas, 20; Asturianos, 35; Labradores, 25; Navarros, 16; Estudiantes, 24; Marinos de Colón, 11; Caballería de Peaco, 30. 683 festeros, 19 bandas de música y tres de trompetas y tambores.
Revueltos en cofuso torbellino Vorás musics, festers, homens ,(chiquetes; junto a un Moro Elegante hay un (Marino, en much d'els Capellans ú de (Bequetes...

decía un poema bilingüe titulado "El acte de la Diana", firmado por un tal Mario en el mes de abril de 1897.
Y otra noticia acabando ya el siglo. Ahora se toma del semanario "La Patria Chica" del mes de abril de 1899. De nuevo nos habla del buen momento por el que atraviesan los Bequeteros entonces, lo que ya se veía de años atrás. Las buenas relaciones que sostenían con hombres importantes de Alcoy y, al mismo tiempo, la importancia que, en general, tenía, la salida al campo, como en una piñata, para comer la "mona", provar la pólvora, ensayar la embajada - los embajadores, claro- y la vuelta a la ciudad al anochecer creando un ambiente de expectación entre el público. La noticia dice así: "Caballería de Bequetes. El domingo último salió la comparsa de la Caballería de Bequetes, a merendar, según costumbre en dicho día, a la heredad ó caseta del señor teniente de Alcalde D. Enrique Herráez, entrando al anochecer en nuestra ciudad, formando escuadra, con sus correspondientes caballos, los individuos de la misma, a los acordes de la notable música alcoyana La Primitiva. La comparsa ó filada dicha, se encuentra tan animada en el presente año, que según noticias de carácter oficial, se calculan en cincuenta, los individuos que piensan salir a la misma. Mucho nos alegramos del próspero estado de la filada en cuestión, y que tan elocuentemente revelan sus compactas y nutridas filas".
Lo dejamos en este punto, pero no nos resistimos tampoco a señalar, aunque nos pasemos de la época prevista, el siglo XIX tan solo, las corporaciones musicales que han actuado con los Berberiscos en años que ya podemos calificar de muy pretéritos.
  • 1869 ....... Banda de Cocentaina.
  • 1899 ....... La Primitiva de Alcoy
  • 1901 ....... Real de Gandía
  • 1902 ....... Benifairó de Valldigna
  • 1908 ....... Palma de Ador (sic)
  • 1911 ....... Benifairó de Valldigna
  • 1915 ....... Ayelo de Malferit.
Y en años anteriores, bandas o grupos de tambores y trompetas, como correspondía a la idea de militarización de estas comparsas.

ADRIAN ESPÍ VALDÉS
Cronista Perpétuo de la Filà Navarros Socio de Honor de la Filà Magenta

volver arriba
©2009 Filà Berberiscos